BOTOX, PRP, ÁCIDO HIALURÓNICO, NANOFAT (LIPOTRANSFERENCIA)

En esta sección encontrarás toda la información sobre los procedimientos cosmetológicos que realizo como Cirujano Plástico.

El daño solar, los efectos de la gravedad y los movimientos faciales son algunas de las consecuencias que sufre nuestro cuerpo durante el proceso indetenible del envejecimiento. Asimismo, el mal hábito del cuidado de la piel hace que se pierdan las características naturales del rostro que la mantienen sana y luego aparezcan las indeseables manchas, la flacidez y las líneas de expresión.

Hoy en día existen distintos tratamientos faciales que pueden ayudar a mejorar el aspecto físico de la piel según sea el caso. Si los daños que presenta son leves, el cuidado es sencillo e incluso puede realizarlo el mismo paciente. En cambio, si el daño va más allá de unas arrugas y surcos pronunciados se requieren intervenciones más complejas.

El grado de envejecimiento y las metas de recuperación de la piel que estimemos determinará el tipo de tratamiento y la combinación de técnicas a emplear. Entre los tratamientos faciales más empleados se encuentran:

Toxina Botulínica: Se ha usado por más de 10 años en personas de forma segura. Es una inyección que ayuda a frenar los espasmos musculares y mejora las arrugas o surcos que aparecen o se agravan con la movilidad de la cara.

Plasma Rico en Plaquetas (PRP): A través de una inyección intradérmica de PRP junto a la aplicación de plasmagel, se estimula la producción de colágeno  y generan un efecto “relleno” para mejorar surcos faciales profundos y arrugas profundas. 

Microneedling (dermapen o vampire facial): o terapia de inducción al colágeno es un tratamiento de rejuvenecimiento facial mínimamente invasivo. Se realiza con un sistema de microagujas de titanio estériles. Las agujas crean pequeñas perforaciones en la capa superior de la piel haciendo que esta reaccione creando más colágeno y elastina.

        Principalmente, se usa una “lapicera eléctrica”, que tiene nueve pequeñas agujas en un extremo, cuya profundidad se puede regular para diferentes tipos de piel y objetivos.Al usar esta herramienta, se estimula la producción de colágeno, en un intento de nuestra tez de curar lo que son, esencialmente, “heridas” microscópicas y controladas en la dermis.

        Frecuentemente, estos tratamientos se combinan con la aplicación de plasma rico en plaquetas (PRP), que se inserta en la dermis a través de las agujitas, y que tendría propiedades rejuvenecedoras. Toda persona con pérdida moderada del tono o de la elasticidad de la piel puede beneficiarse del microneedling, así como quienes tengan cicatrices de acné de leves a medias. Además, podría ser útil para prevenir o retrasar los signos del envejecimiento en la piel, por lo que podría usarse en personas de todas las edades y de ambos sexos.

Acido Hialurónico: sus sustancias de relleno degradares (duración de 6 a 8 meses). Se aplica para rellenar arrugas leves y profundas así como para rellenar surcos y aumentar el tamaño de los labios o pómulos.

Nanofat: es un nuevo tipo de injerto “graso”, que se ha convertido en uno de los nuevos tratamientos regenerativos o revitalizadores de la piel. Este tipo de tratamiento, si bien se obtiene de la grasa no sería un injerto puramente graso pues consiste en la inyección de células madre y no de células grasas propiamente dichas. Efectivamente estas células madre se obtendrán de la grasa extraída mediante una mínima liposucción. Una vez emulsificada esta grasa se vuelve a inyectar en las zonas que queremos tratar para rejuvenecer la piel. Por lo tanto el Nanofat nos permite suavizar y corregir arrugas, así como tratar la pigmentación de la piel para obtener un rostro y/o escote mejorado, borrar ojeras y disimular cicatrices.

 Lipotransferencia: se utilizan las células adiposas del paciente extraídas mediante una pequeña liposucción, dichas células se aplican con la misma finalidad del ácido hilaronico (rellenar arrugas, surcos y dar volumen) con la diferencia que los resultados son permanentes.

Lifting Facial con Láser intradérmico: Procedimiento novedoso realizado con laser intradérmico con el que aprovechando el calentamiento que genera en los tejidos, produce una remodelación del colágeno y por ende su reordenamiento ,generando tensamiento facial. Se puede hacer combinado con otros tratamientos, dependiendo la valoración de cada paciente.